Usted está aquí

Casa

           Ropa                                                               Aire y superficies

 

Cocina

La cocina es una de las zonas más concurridas de la casa. Por lo tanto, podemos encontrar una gran cantidad de microbios peligrosos aquí, como Listeria o Salmonella, que pueden provocar lo que se conoce popularmente como intoxicación alimentaria. 

Baño

El aire extremadamente húmedo, las altas temperaturas y los residuos orgánicos ayudan a crear el ambiente perfecto para la proliferación de microbios. Moldes y hongos, que dejan huellas negras, o las bacterias desarrollan en el baño o en la ducha cortina y pueden causar reacciones alérgicas.

Pisos y superficies

Las superficies en contacto con las manos y la comida son poderosos vectores de contaminación cruzada porque acumulan todo tipo de gérmenes. Los suelos y las alfombras también son posibles vectores ya que están en contacto con los zapatos, una fuente de contaminación externa (saliva, excrementos...) 

Lavada

Para reducir el consumo de energía, algunas personas tienden a lavar a baja temperatura y reducir la cantidad de detergente. Como consecuencia, todos los gérmenes potencialmente perjudiciales no son eliminados completamente.

Aire y superficies

Las habitaciones deben ventilarse al menos una vez al día, especialmente aquellas que frecuentamos durante muchas horas (dormitorios, cocinas, etc.). Con el fin de mejorar la calidad del aire en nuestros hogares debemos aspirar y limpiar grandes superficies con frecuencia con productos no agresivos, pero eficaces.